El sector inmobiliario sale del coma

La falta de empleo, crédito y seguridad laboral ha hecho que la demanda de viviendas haya estado contenida desde hace diez años, cuando arrancara la crisis; pero esto está cambiando desde 2016. Juan Manuel Requena, presidente de la Asociación de Promotores Constructores de Edificios de Asempal, señala que el sector inmobiliario ha comenzado este año cogiendo fuerza, dejando atrás esa contención, sobre todo, respecto a la capital, en la zona de la Vega de Acá, donde actualmente hay ocho promociones de viviendas en marcha, si bien reconocía que aún hay exceso de oferta en algunas zonas de la provincia destinada a segunda residencia.

En el marco de la jornada 'Evolución y actualidad del sector inmobiliario de Almería' impulsada por la asociación almeriense, Juan Ignacio Zafra, director territorial de Caixabank en Andalucía Oriental, apuntaba que las fortalezas del sector pasan por el crecimiento del empleo y el mantenimiento del tipo de interés que anima al crédito inversor; mientras que las debilidades se soportan en la inseguridad jurídica de la ley hipotecaria actual así como en el hecho de que sea un sector en ebullición en corriente financiera con entradas de fondos de inversión y demás, ya que si es óptimo que entre capital es más importante que éste pase a la economía real.

 

El Ayuntamiento anuncia inversiones en otoño para mejorar la playa de El Toyo

Para analizar la situación inmobiliaria en Almería, en la jornada participaron el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Almería, Miguel Ángel Castellón y el delegado territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Joaquín Jiménez. Tras hacer un repaso a un contexto nacional óptimo que apunta a un crecimiento del PIB (producto interior bruto) del 3%, alcanzar los 20 millones de empleos para 2020 y un aumento del 11% en la suscripción de préstamos hipotecarios en los últimos meses, y teniendo como punto de partida una "crisis desoladora que ha vapuleado al sector de la promoción y construcción -en 2007 se tramitaron 100 licencias y 1.500 viviendas en la capital y en 2013, 6 y 34 respectivamente-", Castellón detallaba los esfuerzos municipales para generar un clima de confianza y reactivar el sector: "Estamos intentando dotar Almería de estabilidad política que genera a su vez estabilidad social y económica que da paso a un clima de confianza". Entre las acciones motivadas por el Ayuntamiento de la capital se han iniciado actuaciones de obra pública para reforzar zonas de la ciudad como la Vega -actualmente principal foco de crecimiento inmobiliario-, así con la creación de nuevos viales, la próxima apertura de la avenida Adolfo Suárez, el traslado del mercado de los sábados o el proyecto del parque de las familias. Por otro lado, el concejal de Urbanismo recordaba la firma, hace una semana, de la prolongación del Paseo Marítimo, con una inversión de 2,4 millones de euros y que pondrá en valor los sectores 9 y 11 de la ciudad. El apoyo a los desarrollos comerciales es una tarea municipal que también está dando sus frutos. En esta línea, Castellón adelantaba que 2018 será un gran año a la vez que expresaba que estos proyectos comerciales serán "banderín de enganche para dinamizar las zonas donde se ubican". Por un lado se refería al centro comercial Torrecárdenas, cuya apertura está prevista para la Navidad de 2018 a 2019, y a la implantación de la multinacional del mueble sueca IKEA, para la que se iniciarán las obras en el próximo año. "En Almería se está trabajando con cabeza, es una ciudad para invertir". Además, Castellón se refirió a una reforma que será un hito en la normativa urbanística y en la que se ha trabajado codo con codo con el sector: la modificación de la ordenanza del PGOU (plan general de ordenación urbana) referida al cómputo de las terrazas; para su consecución se está pendiente sólo de dos informes y propiciará viviendas más atractivas.

Pero no todo es un camino de rosas. Según Miguel Ángel Castellón uno de los déficit de la capital radica en la carencia de suelo industrial, "el sector inmobiliario está enfocado a vivienda de renovación pero Almería no crece en habitantes, hay que apostar porque vengan más ciudadanos". Ello, de acuerdo a sus palabras, se consigue con más industria y esto depende de la aprobación del nuevo PGOU, "ahora no sólo adolecemos de inseguridad jurídica, sino también en el planeamiento urbanístico". Para el concejal es también necesario potenciar el turismo residencial, ya que en el caso de Almería, "El Toyo no puede ser algo perdido en la ciudad" y apostar por la rehabilitación de viviendas. Respecto a la barriada de El Toyo concretaba que en cuanto a la doble vía, muy costosa, el Ayuntamiento se ha comprometido a iniciar los trámites de los expedientes de expropiaciones, y sobre la playa, la mejorará con la llegada de inversión en otoño: "Si bien no se pueden llevar a cabo actuaciones como en Costacabana por afectar a Cabo de Gata". En cuanto a la rehabilitación de viviendas, Castellón recordaba los 15 millones de euros de fondos europeos que irán destinados al casco histórico, el barrio Alto y al Zapillo.

"Hay que recordar que la liberalización de suelo del 98 nos ha llevado a esta situación, con parques inmobiliarios vacíos en zonas como Roquetas de Mar y Vera". Joaquín Jiménez describía las actuaciones de la Junta de Andalucía en materia de infraestructuras que, en municipios como Roquetas, están revalorizando el precio del alquiler y la vivienda; así la variante de esta localidad que, aunque con retraso como reconoció, estará terminada en la primera quincena de septiembre, mientras que en un par de semanas estará concluido el tramo de la misma que conecta con La Mojonera. En cuanto a otras obras, en el levante, el tramo Carboneras- San Juan de los Terreros estará terminado en el verano que viene; en octubre se licitará otro tramo de la autovía del Almanzora; mientras que el lunes se publicaba en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la redacción del proyecto de la vía rápida que une Viator y Torrecárdenas. En cuanto a rehabilitación de viviendas, se han puesto sobre la mesa 7 millones para 320 inmuebles en el Puche Norte y 1 millón en la Fuentecica; además junto a Fomento, con una inversión de 6 millones de euros, se ejecutarán 64 viviendas de nueva planta en La Chanca. Por último, el delegado hablaba del Plan de vivienda y rehabilitación de la Junta para 2017-2020 con un presupuesto de 740 millones que está a la espera del plan estatal y que tiene como objetivos impedir la pérdida de viviendas por motivos económicos, fomentar el alquiler y rehabilitar el parque de viviendas tanto públicas como privadas. Asimismo, concluía que en una semana o así se publicarán en el BOJA las ayudas al alquiler a personas con recursos limitados y las destinadas a la rehabilitación de viviendas construidas antes de 1981.